Quesadilla salvadoreña: nostalgia y sabores de mi infancia

Imagen

Después de probar cinco de las mejores Roscas de Reyes de la Ciudad de México (elaboradas por las pastelerías La Suiza, Maque, El Globo, Panmex y Superama Special Edition) mi fin de semana de Reyes se vio coronado con un delicioso y nostálgico regalo de mi tierra: la típica Quesadilla salvadoreña, un pan dulce elaborado con queso duro, leche, yemas, aireado con claras y rebozado con semillas de ajonjolí, antojo salvadoreño que se disfruta a toda hora, especialmente en el desayuno y la merienda.

Por su preparación se encuentra en la categoría de panqué o coffecake. Tradicionalmente se hornea en la clásica charola de bizcocho y se vende en piezas rectangulares. De textura esponjosa y sabor saladito y mantecoso, a la primera mordida me transporté a mi niñez, recordando los fines de semana que mis padres nos llevaban a cenar pupusas y rematábamos con una rebanada de quesadilla y un atole.

La humedad que le confieren las yemas, la esponjosidad de las claras batidas y el toque crujiente del ajonjolí dan como resultado un pan fácil de comer y, por lo mismo, adictivo (¡horror!). En la vasta panadería del centro de México no existe algo igual, lo más parecido sería el pie de queso, aunque éste lleva como base una pasta tipo sableé.

Al disfrutarla con un fresco y cargado cafecito estuve en la gloria de la gastronomía salvadoreña. ¡Gracias tío Paco y Adelita!

Aquí, la receta de Doña Vilma G. de Escobar en suComida Típica”, No. 8, pág. 144 (adaptada para México) por si se animan a probar algo de la panadería criolla centroamericana.

Quesadillas

2 tazas de harina cernida.

2 tazas de azúcar.

4 huevos.

250 gramos de margarina (ojo, debe ser margarina, no mantequilla) derretida y fría.

1 taza de leche.

2 tazas de queso rallado tipo Cotija o cualquier otro queso duro salado.

2 cucharaditas de polvos de hornear.

2 cucharaditas de ajonjolí.

Mezclar azúcar, yemas y 1/3 de la leche hasta blanquear. Incorporar poco a poco el queso rallado y el resto de la leche. Incorporar harina y polvos de hornear. Agregar margarina.

Batir claras a punto de nieve e incorporar a la mezcla con movimientos envolventes y suaves. Pasar a charola cuadrada, adornar con ajonjolí y hornear por 30 minutos a 180 C.

Imagen

13 comentarios en “Quesadilla salvadoreña: nostalgia y sabores de mi infancia

  1. Pablo Villalobos dijo:

    Una vecina que se cambió recientemente frente a mi casa hace pupusas los viernes y empecé a comprarle. Un día, como obsequio me agregó un cuadrito de este delicioso pan. Me dió gusto porque yo ese día cumplía años y ella sin saberlo, le puso el toque dulce al día. El viernes que viene, cuando me entregue las pupusas que le encargué le preguntaré si podría hacerme un pan entero, pues uno de mis amigos cumpleaños a principios de Noviembre y ese sería un gran detalle…

    Me gusta

  2. Altagracia Ravet dijo:

    Por casualidad, encontré este blog… que me ha permitido admirar la pasión que la persona que lo creó ha puesto en la elaboración y publicación de sus recetas. Por los comentarios que anteceden la receta de la quesadilla, deduzco que es salvadoreña residente en México. Tenemos muchos puntos en común: soy salvadoreña residente fuera de mi patria, tengo lazos familiares en México. Me regocijo cuando encuentro recetas inéditas para mi y que resultan fabulosas. Felicitaciones y muchos éxitos.

    Me gusta

  3. Altagracia Ravet dijo:

    Gilly, tomé mucho tiempo para contestarte e imagino que ya estás disfrutando de tu estadía en el rico calorcito del pulgarcito, ¡cuánto te envidio! ¿Cuándo regresarás? Estaré pendiente de tus nuevas revisiones. Yo estaré por allá, pero las vacaciones de Semana Santa ya habrán pasado….del 30 de avril al 26 de mayo. Podré abrazar a mi madre el 10. Cuídate mucho y disfruta bastante. Si tienes tiempo podrías revisar los pastelitos de carne, los hechos con la pasta tipo “brisée”.

    Altagracia.

    Me gusta

    • dolcegilly dijo:

      Hola Altagracia: efectivamente estuve en nuestro pulgarcito la Semana Santa y algo de Pascua. Fui tan feliz y también pude disfrutar a mis padres y familiares queridos. Deseo que tengas una linda y plena estancia y que, como yo, recargues las baterías del alma.
      Disfrute mucho las tradiciones culinarias de la época , mismas que ya estaré comentando por acá. Abrazo.

      Me gusta

      • Altagracia Ravet dijo:

        Gilda:
        Tarde he visto tu comentario, pero me alegra que hayas disfrutado de tu estancia en ES. Al igual que tú, disfruté mucho a mi familia, sobre todo a mi mamá. El tiempo estuvo agradable, vi llover a chaparrones y los recuerdos de infancia acudieron a mi memoria.
        Lamentablemente no pude saborear los platos tradicionales de Semana Santa, pero sí, disfrute de nuestra flor nacional en sus diferentes formas: rellenos, ensalada, aperitivo … Comí mangos hasta decir ¡Ya no! saboree los nances, zapotes, nisperos, Cuando iba de camino al aeropuerto y como último antojo: un coco recién abierto y para coronar una guama como le decimos por mi pueblo (paterna). Las semillas me las traje y las cocí acá, quedaron deliciosas y a mi esposo le gustarón mucho. Traje semita pacha de piña y un poco de queso Petacones.
        Saludos.

        Me gusta

  4. Doris Tejada dijo:

    Hola esa quesadilla se mira deliciosa, pero tengo una pequeña pregunta. la receta solo dice una charola cuadrada, pero me gustaria saber de que tamaño ya que yo tengo varias charolas cuadradas de diferentes tamaños. creo que es muy importante saber el tamaño para que no quede ni muy grueza ni muy delgada. Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s