En el Día del Niño, cupcakes de chocolate

Mi dolcealterego de niña recuerda más los helados, los dulce típicos y el pan dulce de El Salvador, que los pasteles. En mi casa  se comía pastel únicamente en los cumpleaños. Lo que sí disfrutábamos de vez en cuando mi hermana y yo, eran las donas del Dunkin Donuts  y Mr. Donuts que comprábamos en la sucursal de Metrocentro. Todavía recuerdo la crema pastelera que salía de mi dona cubierta de chocolate. Eran  los cupcakes de mi época.

 Pero , qué tal la oferta de postres y dulces que disfrutan nuestros hijos hoy en día. Hay de todo y para todos. Los míos disfrutan mucho los cupcakes, por eso, en este su Día de los Niños no podía faltar en casa algo dulce. Aquí les dejo una imagen alusiva a este dulce día.

Feliz Día del Niño!

yummi cupcakes

Carrot cake

zanahoria

Otro clásico de la repostería americana es el Carrot cake que a mi me gusta mucho, sobre todo en la época de calor porque aunque es un poco denso, resulta muy refrescante.

Como con otros muchos pasteles, he probado varias recetas y, definitivamente otra vez le apuesto a la técnica francesa y me quedo con la receta de Le Cordon Bleu: pan de zanahoria con muchas nuez y almendras, cubierto de betún de queso crema con nueces, decorado con zanahorias de mazapán.

En algunas ocasiones he añadido mermelada de naranja -enmedio del pan y sobre la superficie- antes de añadir la crema batida y de verdad  resulta una combinación espéctacular. Algunas recetas añaden trocitos de piña o pasitas, sin embargo, pienso que así el sabor de la zanahoria se pierde . Mi lema en estos casos siempre es: entre más simple, mejor.

La oferta de pastel de zanahoria en las pastelerías mexicanas no es muy grande, pero de lo que yo he probado, definitivamente me quedó con la oferta de los Helados Santa Clara, simplemente exquisito. Mientras mis hijos disfrutan del helado, yo me deleito con mi rebanada de pastel.

Un pastelito rápido de zanahoria? Los carrot cupcakes! Una alternativa sana para el lunch o fiestas de nuestros hijos. Una vez me pidieron en el kinder de mi hijo que preparara un postre rápido y saludable. No dudé en que la mejor opción eran estos panquecitos decorados con chispas de colores, chocolate blanco y nueces. Un hit en el corazón de mi hijo y sus compañeritos.

zana

¡Buen fin de semana!

Inspirada en el gran Hidemi Sugino

Imagen

Definitivamente la primavera me inspira. Por ahora estoy obsesionada con los postres frescos y sigo pensando en ¡mousses! Sólo que esta vez quise recrear al gran pastelero japonés Hidemi Sugino, cuyo trabajo admiro profundamente.

Es un ícono de la pastelería japonesa, pues combina la pulcritud de la técnica francesa con la estética minimalista y fresca de los japoneses. Generalmente sus pasteles combinan 4, 5 y hasta 6 técnicas diferentes y casi siempre están compuestos por una base de genovesa o joconde y una mousse-geleé de frutas. Es un maestro del detalle. Me fascina que sus pasteles hablan  por sí mismos pues la decoración siempre tiene que ver con los ingredientes, como debe ser.

En 1991, siendo parte del equipo japonés, ganó la Copa Mundial de Pastelería con su más famosa creación: “Ambrosía”, un pastel con base de genovesa de chocolate y mousse de chocolate con centro de genovesa y mousse de pistache con mermelada de frambuesa, cubierto con ganache de chocolate y decorado con pétalos de chocolate y una hoja de oro. En su boutique de Tokio se lee “Pattiserie depuis 1973”.

Otra de sus famosas creaciones, es el pastel  “Sois bois” -pastel mousse de frutos rojos-,  un must para todo aquel que se precie de ser conocedor de la pastelería de primera clase.

Desde hace tiempo tenía ganas preparar un pastel cuya base fuera un pan de matcha (polvo de té verde), muy utilizado en la repostería japonesa. Así que me puse manos a la obra para recrear un pastel de la colección navideña 2008 de Sugino. Se trata de un pastel mousse con pan de matcha, mousse y geleé de mango y decoración de mango y té verde.

Imagen

Mi modesta recreación tiene también como base la genovesa de matcha. Luego el mousse elaborado con mango ataulfo, el geleé con mango Manila y como decoración, en lugar de brillo, le puse una gelatina de matcha con cuadritos de mango ataulfo. El resultado: un pastel fresco, chispeante, delicioso. ¡Gracias Hidemi pattiserie por inspirarme y crear tal deleite para la vista, el gusto y el corazón!

Imagen

Colección Navidad 2008, por Hidemi Sugino.

Imagen