Ciruelas al Pinot Noir con yoghurt griego

Imagen

El verano se asoma poco a poco y su llegada me entusiasma sobremanera no sólo porque es la estación de mi cumpleaños sino también porque en esta época del año hay muchas frutas con las que se pueden elaborar sencillos, frescos y deliciosos postres como las ciruelas al vino tinto con yoghurt griego que hoy les presento y que son perfectas para cerrar con broche de oro un picnic veraniego.

En muchos paraderos de la Ciudad de México los vendedores ambulantes ofrecen bolsitas con frutas propias de la estación. Estos días, al ver que ofrecían ciruela moscatel inmediatamente vino a mi memoria culinaria el recuerdo de unas ciruelas al oporto con crema batida y decidí comprar algunas para prepararlas con un Pinot Noir que tenía en casa, un Mirassou con notas de cerezas negras, fresas, grosellas y vainilla. En lugar de rebozar mis ciruelas con crema batida, decidí darle un toque acidito con yoghurt griego, contrarrestando así el dulzor de las cerezas. Aquí la receta que además de ser súper fácil, es de bajo costo.

Imagen

Ingredientes

  • 1 kilo de ciruelas moscatel (son pequeñas y muy dulces)
  • ½ taza de vino tinto Pinot Noir (pueden usar oporto u otra cepa de vino)
  • 1 ½ taza de azúcar
  • 2 limones, la ralladura
  • 2 vasitos de yoghurt griego

Elaboración

En una olla de fondo grueso colocar las ciruelas, el vino y el azúcar. Calentar a fuego bajo hasta que el líquido se convierta en almíbar. Apagar  e incorporar la ralladura de limón. Refrigerar.  Servir en vasos rebozados con un poco de yoghurt.

¡Feliz asomo de verano!

Imagen

Banana cake

Imagen

En mi casa siempre hay plátanos, guineos o bananas. Los comemos a toda hora, en el desayuno como milk shake o con papaya. Algunos domingos los rebano para  agregarlos a los hotcakes, o bien se toman con miel  como merienda,  pero en esta época del año no duran nada pues se maduran rapidísimo. Así que, en cuanto veo que se ponen negruscos pienso  ”bananas para qué las quiero” y otra vez horneo un pan de plátano que desaparece en una abrir y cerrar de ojos. Ya les he comentado por aquí que para mi gusto un pan de plátano debe saber a plátano, por eso lo hago simple y sólo a veces incorporo pasas, nueces o una mezcla de cacahuate, nuez, almendra confitada sólo en la superficie, como he hecho en esta ocasión.

Imagen

Un cake de plátano bien hecho es un gran regalo para el alma, por eso en repetidas ocasiones lo obsequio así,  arreglado muy coqueto, porque recuerden que de la vista nace el amor.

Imagen

Aquí dejo la receta básica de mi pan de plátano (basada en una receta de Le Cordon Bleu).

  • 250 gramos de harina
  • 230 gramos de azúcar brown
  • 1/4 de taza de aceite de canola
  • 2 huevos
  •  Una cucharadita de esencia de vainilla
  • Una cucharada de canela en polvo
  • Una cucharadita de nuez moscada
  • ¼ de cucharadita de nuez moscada
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada de levadura en polvo
  • 3 plátanos grandes, maduros
  • Una palanqueta de nueces, almendras y cacahuates

Procedimiento

Cernir harina y mezclar con levadura, sal y especias. Batir azúcar y huevos hasta blanquear. Procesar  los plátanos y mezclar con el aceite. Juntar con la mezcla del azúcar y huevos. Finalmente incorporar los ingredientes secos y mezclar. Procesar la palanqueta y poner en la superficie del panqué. Hornear a 180 por 45 minutos.

Imagen

¡Perfecto para desayunar o regalar!