Estaré en casa para tomar hot chocolate, al estilo Williams-Sonoma

williams-sonoma-salted-caramel-hot-chocolate-o

Soy fan de las comedias estadounidenses cuyas historias de amor y desamor transcurren durante la época más fría y nostálgica del año, entre el Día de Acción de Gracias y Año Nuevo. Las escenas de  familias reunidas -desde  distintos puntos de la unión americana– alrededor de la cena de Acción de Gracias o Navidad, tomando vino y poniéndose al día de sus asuntos personales o peleándose entre sí, son las que más disfruto porque se “me hace agua la boca” con las delicias que disponen en la mesa como el clásico pavo o las salsas y postres a base de arándano y calabaza. Mi dolcealterego  suspira por  los dulces que aparecen en escenas navideñas como las galletas de mantequilla con mermelada o chocolate, así como por los clásicos peppermint bark (corteza de chocolate amargo en la base  y superficie de chocolate blanco con trozos de caramelo de menta), bastones de menta o canela,  malvaviscos y pretzels con chocolate, todos ellos dulces  gringos a más no poder. Y mi fascinación radica no sólo en el alimento en sí, sino también en la exaltación que los estadounidenses hacen de sus recursos naturales y derivados, signo propio de los países del primer mundo.

 La escena cliché  donde la protagonista enferma y deprimida, se sienta en un mullido sillón con una taza de té o chocolate humeante mientras ve una antigua película romántica (al estilo de la directora y productora Nora Ephron) siempre me han invitado a hacer lo propio, pero el “hot chocolate” de los gringos no es el mismo con el que nosotros acompañamos la Rosca de Reyes; el de ellos se prepara normalmente con cacao en polvo, y aunque algunas tiendas gourmet ofrecen desde hace tiempo este producto, no encontraba uno que me pareciera “genuino” hasta que supe que ya está en México la prestigiosa tienda Williams-Sonoma especializada en artículos de alta cocina y gourmet, cuyo blog y catálogo he seguido por años.

Por supuesto, ni tarda ni perezosa acudí a su sucursal en Oasis Coyoacán para admirar las vajillas navideñas, conocer su propia línea de implementos y suplementos para hornear, artículos de cobre, cristalería y los dulces navideños, especialmente la clásica corteza de chocolate con menta –peppermint bark- que viene dentro de una hermosa lata con diseño retro. Y como en las películas, todo se me antojó, pero  decidí adquirir sus dos productos estrella: la “Peppermint bark” (por $499.00) y una lata de “Hot chocolate” clásico (por $399.00) que no es cacao en polvo, sino ralladura de chocolate artesanal agridulce, calidad premium, con “intenso sabor, textura suave y exquisito aroma”.

No me importa que los psicólogos digan que ver películas románticas nos hace daño porque idealizan las relaciones de pareja y crean fantasías porque yo ya me enamoré a más no poder, sufrí por amor, me casé y tuve dos lindos hijos. Así que, esta Navidad estaré en casa para tomar chocolate caliente al estilo Williams-Sonoma mientras veo una y otra vez mis favoritas: “Sleepless in Seattle”, “Love, Actually” ,“The Stone Family”  y  “The Holiday”. Se antoja, ¿verdad?

peppermint-bark-bites-set-of-4-o

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s