Coco y chocolate blanco, placer de verano

20130825-052403 p.m..jpg

¡Más coco!
Ayer recibí un regalito delicattesen que me encantó. Una chocolate blanco con coco de la marca alemana Ritter Sport, edición limitada “Placer de Verano 2013”.
¡Súper delicioso! Crujiente por fuera, cremoso por dentro, con mini trocitos de coco tostado.
Y aunque en un gran almacén amarillo de México se vende esta marca, difícilmente encontraríamos ediciones limitadas como esta.
Un pequeño placer -cortesía de mis amados sobrinos- que me hizo la tarde del domingo a finales del verano. ¡Muack!

20130825-052610 p.m..jpg

Muffins de coco

Imagen

Habiendo crecido en un país tropical donde la playa más cercana se encuentra a una hora de la ciudad, el coco era para mí una fruta de todos los días, no sólo para tomar en la playa sino en mi propia mesa familiar.

Así que, independientemente de que el coco haya sido usual en mi alimentación desde temprana edad,  es una de mis frutas preferidas y me gusta tanto al natural como en guisos salados como el curry, así como en toda clase de postres, especialmente en lo helados artesanales y merengues. Ya he comentado aquí que los pasteles de tres leches no me gustan mucho, pero sí me encantan los que yo preparo precisamente con leche de coco.

Hace poco descubrí en mi alacena una lata de leche de coco tailandesa y recordé que también  tenía coco seco y rallado de Colima. Entonces decidí preparar algo y  recurrí a la Biblia de los muffins: “The Ultimate Muffins” de Bruce Weinstein y Mark Scarbrough, donde encontré esta receta la cual  he preparado casi idéntica. El resultado: un muffin con intenso sabor a coco,  bien esponjadito, fresco y ¡chispeante! Aquí dejo mi propia versión:

ImagenIngredientes (12 muffins):

  • 2 tazas de harina
  • 2/3 de taza de azúcar refinada
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Pizca de sal
  • 150 gramos de coco rallado
  • ¾ de taza de leche de coco
  • I cucharada de ron
  • 2 huevos
  • ¼ de taza de aceite de canola

Preparación:

Juntar harina, azúcar, coco rallado, polvos de hornear, bicarbonato y sal. Batir los huevos ligeramente, añadir aceite, leche de coco y ron, mezclando bien. Incorporar líquidos a secos y mezclar todo sólo hasta incorporar.

Colocar doce capacillos en una charola para muffins y rellenar cada uno hasta tres cuartas partes.  Rebozar la superficie con un poco de coco rallado.  Hornear a 180 grados y ¡disfrutar!

Imagen

Tres leches de coco y mango

la foto 5

Debo confesar que no soy fanática de los pasteles de tres leches. De hecho, los probé por primera vez al llegar a México. Me sorprendía que en cada fiesta de cumpleaños hubiera un pastel de tres leches, ya sea con duraznos, fresas o cerezas. Incluso,  recuerdo bien una pastelería famosa cuya especialidad eran precisamente los tres leches

Por mucho tiempo evité comer este pastel, sobre todo si llegaba a ver  que el líquido escurría del pan. Me daba no sé qué cosa. Digamos que es un pastel que yo clasifico en la categoría de los “piñateros” (de piñata) es decir, propio para fiestas infantiles o reuniones informales. Su elaboración es sencilla, rápida y también es de bajo costo. No requiere de ninguna técnica especial y con él se complace a todo mundo, bueno, casi, porque a mí sólo me gustan los de la pastelería Aranzazu.

No me gustan los tres leches rellenos de crema y frutas pues siempre me pregunto, ¿qué quiere este pastel que yo saboree, las leches o su relleno? El tres leches clásico latinoamericano no se rellena, es sólo un bizcocho humedecido con leche evaporada, leche condensada y media crema, cubierto con chantilly o merengue, adornado de manera simple con unas cerezas.

Hace poco debía preparar un pastel rápido y sencillo pero sabroso con el que pudiera quedar bien con el festejado y sus invitados. Entonces pensé: ¡Tres leches es la solución!  Mi propia versión del tres leches lleva leche de coco en lugar de leche evaporada, un poco de ron añejo, cubro la pared con coco rallado y, para terminar, la superficie  con un coulis de  mango o bien, con mermelada de piña.  Es un tres leches tropical. Aquí la receta más sencilla y de bajo costo porque hay otra más elaborada, pero en este caso he usado ésta:

la foto 1la foto 2

la foto 3

Ingredientes:

Para el pan (basada en la receta de Tres Estrellas)

  • 2 tazas de harina para hot cakes
  • 1 1/2 tazas de leche entera
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • Mantequilla y harina para engrasar el  molde

Para el relleno (mi propia versión)

  • 1 lata de leche de coco (400 ml)
  • 1 lata de leche condensada La lechera
  • 1 lata de media crema Nestlé rebajada con 1/4 de leche
  • 5 cucharadas de ron añejo (he usado el nicaraguense Flor de caña)

Para el betún

  • 400 gr. de crema para batir Lyncontt
  • azúcar glass al gusto (aprox 1/2 taza)
  • coco rallado

Topping

  • 1 mango mediano
  • 1 cucharadita de grenetina
  • 4 cuharaditas de agua

Procedimiento

Precalentar el horno a 180 grados. Engrasar y enharinar molde (22 cm.).Licuar todos los ingredientes del pan y verter sobre el molde. Hornear por 25 minutos. Dejar enfriar unos 20 minutos. Mientras, juntar las tres leches.Picar el pan con un palillo por todas partes. Verter la mezcla de leches poco a poco, esperando a que se absorva el líquido entre una y otra vez. Cubrir con aluminio y refirgerar toda la noche. (Es importante que el pan esté todavía caliente al momento de echar las leches).

 Decoración

Montar la crema con el glass. Cubrir el pastel. Adornar paredes con coco rallado. Licuar el mango con unas dos cucharadas de azúcar. Hidratar la grenetina con agua. Poner en el micro unos 10 segundos. Igualar temperatura con el coulis de mango resultante y esperar a que la mezcla empiece a cuajar para bañar la superficie del pastel . Refrigerar. ¡Buen provecho tropical!

la foto 4la foto (17)