Maridando el amor


Aunque el Día de San Valentín fue originalmente una celebración religiosa, en la actualidad el 14 de febrero es un festejo básicamente comercial en el que lo único importante es vender rosas o chocolates. No obstante, como sucede con casi todas las celebraciones (religiosas o paganas), el Día del Amor y la Amistad es un pretexto para reforzar nuestros lazos amistosos y amorosos; una oportunidad para ponernos románticos.No en balde la industria restaurantera y hotelera tiene en esta celebración uno de sus mejores días. Desde los “love hotels” que promocionan paquetes con jacuzzi y juguetes sexuales incluidos, hasta los hoteles de gran turismo que invitan a un día de spa en pareja, la oferta del amor es casi para todo tipo de relaciones, bolsillos y gustos.

Pero como a mí el amor me llega a través de la buena mesa, hoy les traigo sugerencias para una cena romántica en los mejores hoteles de la CDMX. Ya ustedes juzgarán si después del champán vale la pena saltar a una suite (espero que sí).

 Hotel St. Regis

 (http://www.starwoodhotels.com/stregis/property/dining/index.html?propertyID=1735)

 Su restaurante Diana, ofrecerá la cena “Be my Valentine”, con 6 tiempos, incluyendo un “Aguachile de Jamaica”, una “Crema de cangrejo de Campeche”, un “Robalo con vinagreta de chayote” o un “Short Ribe ahumado con salsa de pasilla y naranja” y un “Helado de piloncillo”. Sólo el 14 de febrero a las 20:00 horas. Se requiere reservación (mil 600 pesos por pareja).

 En el Glass House Café, tendrán el Ritual “Té Amo”, un servicio de té a la inglesa con variedad de Finger sándwiches, Scones con crema y mermelada, variedad de pasteles por “Dulces Besos by Paulina Abascal” y por supuesto, una tetera de Te Dammann Frérres. Disponible del 13 al 17 de febrero, de las 13:00 a las 18:00 horas (370 pesos por pareja).

 W Hotel

 (http://www.starwoodhotels.com/whotels/property/dining/index.html?propertyID=1444)

 Paquete Valentine’s Day, que incluye un menú de degustación en el reconocido restaurante español J by José Andrés; una botella de la cava y fresas con chocolate en la habitación; un baño de temazcal y una sesión de hidroterapia en el Away Spa, así como el hospedaje en una de sus habitaciones (8 mil pesos el paquete. Reservación al 559138 1800).

 JW Marriot

 (http://www.espanol.marriott.com/hotels/hotel-information/restaurant/mexjw-jw-marriott-hotel-mexico-city/)

 En su afamado restaurante Xanat se ofrecerá el Menú San Valentín, que incluye una entrada de “Carpaccio de atún con sandía y espuma de albahaca”, plato principal “Mar y Tierra”, consistente en un filete de res con salsa de hongos y oporto, y langosta con puré de ajos rostizados, espárragos glaseados y aceite de trufa blanca. Como postre, un “Souffle de chocolate con helado de fresa y pistache”. Todo irá acompañado por una selección de vinos. (950 pesos + IVA, por persona. Reservación al 5999 0066).

 María Isabel Sheraton

 (http://www.sheratonmexicocitymariaisabel.com/es/gastronomia)

 Con la inigualable vista del Ángel de la independencia como escenario, su restaurante Amici tendrá el menú Amore a la carta, inspirado en el cine romántico, con cinco tiempos (950 por persona + IVA). También pueden extender el festejo después de la cena con opción a una noche en el hotel y tomar su desayuno bufett al día siguiente (5 mil 300 pesos por pareja. Reservaciones al 5242 5500, ext. 3718).

 Le Méridien

 (http://www.lemeridienmexicocity.com/es/restaurant)

 Su restaurante francés “C’est la vie” ofrecerá un menú de comida o cena con tres tiempos y una copa de vino espumoso (999 pesos por pareja. Reservar al 5061 3033).

 The Westin Santa Fe

 (http://www.starwoodhotels.com/westin/property/dining/index.html?propertyID=3099)

 El Paquete San Valentín incluye hospedaje en una habitación Premium, una cena para dos con copas de vino espumoso en el muy de moda Market Kitchen, restaurante del chef Jean-Georges Vongerichten, un delicioso desayuno y un relajante tratamiento de pareja con aceite de champagne en el Heavenly Spa. (Disponible del 10 al 14 de febrero, 7 mil 900 pesos por pareja. Reservación al 5089 8039).  

A domicilio

 Si usted y su pareja son del tipo que prefiere quedarse en la terraza de su apartamento o en el jardín de su casa, Sabor y carácter (http://www.saborycaracter.com) propone una cena romántica con maridaje de quesos y vinos a través de diferentes asociaciones.

 De acuerdo con el experto Olivier Bert, lo recomendable es contar con dos botellas de vino de calidad (la segunda de mayor calidad que la primera, para que todo vaya en crescendo), y que sea vino blanco, pues conjuga bien con varios quesos. De éstos, sugiere unos 4 o 5 de diferentes texturas y procedencias (de leche de vaca, oveja o cabra) y combinarlos con carnes frías, pan, mermeladas o ates al gusto.

 El paquete. Una experiencia única para tu pareja incluye los maridajes de quesos “Gouda añejo con higos y cerveza artesanal”, “Crottin de cabra con miel francesa y una botella de Chablis Saint-Jean”, “Morbier con avellanas y nueces y una botella de Malbec Héritage” (2 mil 450 pesos todo el paquete).

 También pueden adquirirse estos productos por separado y a su elección. Por ejemplo, una pieza de queso Crottin de Cabra (110 pesos) y una botella del vino blanco Chablis Chateau (826 pesos). Todo puede comprarse u ordenarse a domicilio en Marché Dumas (Alejandro Dumas 125, Polanco, Tel. 5280 1925).

 ¡Que tengan un feliz maridaje de vino y amor!

 

I love you berry berry much (I): pavlova corazón de frambuesa

Imagen

La Pavlova es un postre que tiene como base un disco de merengue con bordes sobre el que se disponen crema batida y fruta fresca al gusto. Fue inspirado por la famosa bailarina rusa Anna Pavlova, en la década de los 20’s cuando ésta visitó Australia y Nueva Zelanda y desde entonces es considerado un postre típico de estos países. Por su ligereza y frescura es idóneo para el verano. El merengue base de la Pavlova debe ser crujiente por fuera y suave cremoso por dentro. Lo más común es decorarla con frutos rojos aunque también es común prepararla con una mezcla de frutas tropicales, incluyendo la fruta de la pasión.

Inspirada en el próximo Día del Amor y la Amistad, me puse manos a la obra y horneé una Pavlova en forma de corazón la cual cubrí con crema batida y  frambuesas frescas. Este postre puede ser el cierre perfecto de una cita romántica. Estarán de acuerdo conmigo en que una cena para dos debe ser ligera y afrodisíaca, como una antesala del amor.

La verdad es que la Pavlova es muy fácil y rápida de preparar, como los merengues. Sólo hay que echarle feeling al decorado. Acuérdense que el amor entra por los ojos Y ¿qué tal si la acompañan con una cava o un  Moet Chandon Rosé ¡Yo no probaría nada más antes del amor!  Pero si su ánimo es más amistoso que amoroso, otra opción es acompañarla con una infusión de frutos rojos.

Imagen

Aquí está la receta de una Pavlova tradicional, basada en la receta de Anne Wilson en su libro “Tartas y pasteles de queso”.

Ingredientes:

4 claras de huevo

1 taza de azúcar

½ cucharadita de vinagre blanco

½ cucharadita de esencia de vainilla

Imagen

Preparación:

Precalentar el horno a 120 C. Forrar una charola con papel siliconado y marcar un círculo de 20 cm. o bien,  hacer la figura de un corazón. Batir las claras a punto de nieve e incorporar poco a poco el azúcar y luego el vinagre y la vainilla; seguir batiendo hasta obtener un merengue espeso y brillante (aprox 10 minutos). Extender el merengue en el círculo, alisar con espátula y crear bordes con la punta redondeada de un cuchillo formando las paredes de la pavlova. Hornear por 15-20 minutos. Apagar y dejar enfriar en el horno. Montar la crema, extender sobre el disco y terminar con fruta fresca al gusto.

Imagen