Mesa de postres “a la mexicana”


Hace unos días asistí a una cena informal para despedir a una amiga extranjera que estuvo varios meses viviendo en la CDMX.

Mi contribución a la cena era montar una pequeña mesa de postres. Al saber que los anfitriones iban a ofrecer cazuelas de “guisados” y tacos al pastor, pensé que lo mejor seria culminar la reunión con unos postres aireados y esponjosos: pequeños bocados con mucho sabor a México.

Así que monté una mesa de postres a la mexicana con vasitos de “Mousse de cajeta al tequila”, capacillos con “Bites de pan de elote” y  unos “Merengues de coco”. Tres diferentes sabores y texturas con una característica en común: “esponjosidad”.

 

Después de cenar alimentos grasosos y picantes, hay que limpiar el paladar con postres frescos y aireados como estos.

Las recetas del “Mousse de cajeta al tequila” y el “pan de elote” pueden consultarlas aquí. Sólo tienen que cambiar la presentación a porciones pequeñas e Individuales.

En cuanto a los merengues, la receta la tomé de la página larecetade.com y es más que sencilla. Por la poca cantidad de azúcar que llevan estos merengues, no resultan tan dulces pero sí tienen un gran sabor y aroma a coco.(http://www.larecetade.com/merengues-de-coco/

Creo que lo que más gustó a los 25 invitados a la cena fue el mousse de Cajeta. Pero también escuché a algunos decir que el pan de elote estaba “en su punto”.

Y nada me hace más feliz como repostera que el hecho de ver disfrutar a los comensales mis propias creaciones. 

Si van a ofrecer una taquiza, no duden en preparar esta sencilla mesa de postres, que además, es de bajo costo.

Será un éxito.

Pastel de elote

Imagen

En varios puntos de la Cd. de México existe una cafetería llamada Jekemir, su oferta de café , entre ellos el estilo árabe, gusta mucho sobre todo a los adultos mayores quienes ya sea  solos disfrutan por las mañanas de su café con la lectura del periódico, o bien, entre amigos saboreanpor las tardes un pan pita. 

Personalmente lo que me arrebata del Jemekir es supanqué de elote, yo le llamo  flanqué de elote porque estan suave y esponjosito que no parece simplemente un pan.  Tiene el azúcar justo y mucho sabor a elote. Me encanta. Podría comerme hasta 3 ¡qué horror¡ Y por lo mismo he probado varias recetas y métodos para producir mi propio flanqué casero. Sin embargo, aún no lo logro… hay algo, un secreto jekemiroso que no permite igualarlo, así que tendré que seguir satisfaciendo mi antojo criollo en las sucursales del Príncipe del café. 

Hay una receta de pastel de elote muy sencilla y sabrosa que ofrece La Lechera que preparo a menudo, sobre todo las ocasiones en que ofrezco un comida con sopa de hongos estilo La Marquesa, mole poblano, arroz blanco ycomo postre, este pan de elote bañadito con rompope. Todos los ingredientes se licúan y listo! 

Imagen

Aunque con esta receta uno queda muy bien, yo voy a seguir practicando el flanqué de elote. Aquí les dejo una muestra de la propuesta de La Lechera y unas imágenes de mi última prueba del flanqué.

Con estos fríos se antojan mucho a media tarde ¿verdad?.Y si no quieren hornear pues vayan al Jekemir , seguramente les encantará como a mí. Provecho y muy feliz fin de semana.  

Imagen