Zuchinni Bread

Imagen

El canto de los pájaros en el ventanal de mi alcoba al despuntar el día, los 20 grados de temperatura al medio día y el colorido de las frutas y verduras en los mercados anuncian que la primavera está por llegar. Vienen a mi mente los alimentos propios de la estación, como las fresas, el kiwi, la piña, los espárragos, la espinaca, las coles de bruselas y el calabacín, en el cual me inspiré hoy.
De sabor terroso y silvestre, la calabacita, como le llamamos en México, es bastante utilizada en la cocina salada del día a día, principalmente en caldos y acompañantes. Pero casi nunca en la cocina dulce, a pesar de su alto contenido de azúcar.
A mí me encanta una preparación dulce con calabacin, el famoso zucchini bread, creado por los italianos y tan común en la panadería estadounidense.

Imagen

Y ya que en esta época del año las calabacitas alcanzan su esplendor, preparé mi zucchini bread y el resultado fue un delicioso panqué crujiente por fuera, húmedo y esponjoso por dentro, en el que la combinación de las calabacitas, la nuez y las especias, explota de manera sutil y sedosa en la boca. ¡Ay!, simplemente delicioso y adictivo.

Imagen

Existen cientos de recetas en la web. Los más reconocidos sitios de pastelería americana incluyen siempre una receta del zucchini bread, pero yo me quedo con estas dos: Zuchinni Nut Bread de Martha Stewart, y para algo más complejo y gourmet, Zuchinni Cake With Crunchy Lemon Glace, de David Lebovitz. Una alternativa en español que me agradó también, es el Pan de Calabacitas de Many Muñoz, aquí les dejo el video.

Imagen

La primavera está en el aire, mi inspiración vuela con ella. ¡A disfrutar!

Manzanas al horno con crujiente de nuez

Imagen

Huele a otoño en la Ciudad de México y, aunque no ha dejado de llover, como es normal en verano, ya se percibe el frescor propio de mi estación favorita.

Nostálgica, como regularmente me siento en esta época del año, mi pasión por hornear aumenta. Así que esta tarde fría y lluviosa quise hacer un postre cálido y confortable para mi familia. Recordé que tenía una cacerola de cerámica Fontignac sin estrenar y, entonces, preparé en ella unas manzanas horneadas con crujiente de nuez. Dado que estas magníficas cacerolas cuecen lenta y profundamente los alimentos sin que pierdan sus jugos, mis manzanas quedaron ¡deliciosas!

Imagen

Ingredientes:

  • 3-4 manzanas Granny Smith en cubos
  • Azúcar standar (sólo para espolvorear)
  • Canela
  • Nuez moscada

Topping crujiente:

  • 100 gramos de nuez troceada
  • 4 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1/2 taza de azúcar mascabado
  • 3 cucharadas de harina

Elaboración:

Enmantequillar ligeramente una cacerola profunda o tu Fontignac y colocar las manzanas troceadas 2,100con un poco de azúcar. En un tazòn juntar todos los ingredientes del topping y mezclar hasta lograr una pasta. Colocar sobre las manzanas y tapar. Hornear aproximadamente 45 minutos. Disfrutar en los días lluviosos y frescos, si se desea con una bola de helado de vainilla.

¡Feliz arribo del otoño!

Imagen