Banana cake

Imagen

En mi casa siempre hay plátanos, guineos o bananas. Los comemos a toda hora, en el desayuno como milk shake o con papaya. Algunos domingos los rebano para  agregarlos a los hotcakes, o bien se toman con miel  como merienda,  pero en esta época del año no duran nada pues se maduran rapidísimo. Así que, en cuanto veo que se ponen negruscos pienso  ”bananas para qué las quiero” y otra vez horneo un pan de plátano que desaparece en una abrir y cerrar de ojos. Ya les he comentado por aquí que para mi gusto un pan de plátano debe saber a plátano, por eso lo hago simple y sólo a veces incorporo pasas, nueces o una mezcla de cacahuate, nuez, almendra confitada sólo en la superficie, como he hecho en esta ocasión.

Imagen

Un cake de plátano bien hecho es un gran regalo para el alma, por eso en repetidas ocasiones lo obsequio así,  arreglado muy coqueto, porque recuerden que de la vista nace el amor.

Imagen

Aquí dejo la receta básica de mi pan de plátano (basada en una receta de Le Cordon Bleu).

  • 250 gramos de harina
  • 230 gramos de azúcar brown
  • 1/4 de taza de aceite de canola
  • 2 huevos
  •  Una cucharadita de esencia de vainilla
  • Una cucharada de canela en polvo
  • Una cucharadita de nuez moscada
  • ¼ de cucharadita de nuez moscada
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada de levadura en polvo
  • 3 plátanos grandes, maduros
  • Una palanqueta de nueces, almendras y cacahuates

Procedimiento

Cernir harina y mezclar con levadura, sal y especias. Batir azúcar y huevos hasta blanquear. Procesar  los plátanos y mezclar con el aceite. Juntar con la mezcla del azúcar y huevos. Finalmente incorporar los ingredientes secos y mezclar. Procesar la palanqueta y poner en la superficie del panqué. Hornear a 180 por 45 minutos.

Imagen

¡Perfecto para desayunar o regalar!

Regalitos “hechos en casa”: mini brownies con cereza

Imagen

No hay nada mejor que unos frescos y sabrosos brownies hechos en casa con la cualidad de las tres “b”: bueno, bonito y barato. Aún hay tiempo de prepararlos y tener un gesto amable con la secretaria del médico, el portero del condominio, la chica que nos atiende en el salón de belleza, la prefecta de la escuela o con cualquier persona que indirectamente nos haga la vida más amable durante el año.

Son tan fáciles de preparar que hasta podemos invitar a nuestros niños a elaborarlos con nosotros. Así, pasamos un tiempo con ellos y al mismo tiempo les enseñamos la importancia de compartir y agradecer.

Aquí la receta:

(Aprox. 18 mini brownies)

– Horno a 180 C

Ingredientes:                                                              Implementos:

150 gramos de chocolate amargo troceado               – Charola minimuffins

½ taza de mantequilla

2 huevos

¾ taza de azúcar mascabado

1 cucharadita de vainilla

½ taza de harina común

Pizca de sal

½ taza de cerezas marraschino troceadas

18 piezas de cereza marraschino para decorar

Azúcar cristal roja para decorar

Imagen

Pasos:

-Precalentar el horno.

-Derretir 75 gr. del chocolate y la mantequilla a Baño María y remover hasta que resulte una mezcla homogénea y brillante. Apartar.

-Batir azúcar y huevos hasta integrar.

-Agregar el chocolate y mezclar bien.

-Incorporar harina, sal y vainilla.

-Agregar cerezas troceadas y mezclar.

-Hornear aprox. por 25 minutos o hasta que, al introducir un palillo éste salga seco. Enfriar al menos 15 minutos antes de decorar.

Imagen

Decoración:

-Derretir el resto del chocolate.

– Verter aprox. una cucharadita de chocolate en la superficie de cada brownie.

-Decorar con una cereza previamente pasada por azúcar cristal.

Imagen

Colócalo en una linda caja con una nota de agradecimiento y deseos de felicidad.

Imagen